top of page

Mi Blog

Intenta imaginártelo, ¿Cómo sería tu vida si no permitieras que esa persona del trabajo constantemente te pasará por encima o te irrespetara por falta de límites? O ¿Cómo sería tu vida si al tener una señal de alarma de que una persona o lugar te hacían daño te hubieras priorizado a tí y te hubieras alejado? O mejor aún, ¿Cómo te sentirías contigo mism@ si te hubieras arriesgado a hacer todas esas cosas que temiste hacer por miedo al que dirán, o a equivocarte?

Seguramente, al imaginarte esto, te diste cuenta, que sería muy diferente todo en tu vida actualmente, si esas cosas hubieran sido diferentes. Pero, como el hubiera no existe, hoy nos vamos a centrar en que puedes hacer diferente hoy en día para cuidar de tí mism@.

El primer paso, siempre será reconocer que tenemos un problema, y aqui es cuando llegamos a nuestro hermoso tema el Autoestima, algunas de las señales de alarma que podemos encontrar frente a dificultades de autoestima son: la falta de límites, la falta de confianza, la constante preocupación por lo que podrían pensar las demás personas y por supuesto el sentir que no somos suficientes como pareja, amig@, profesional, etc.

Probablemente a estas alturas te estes preguntando, ¿Pero y esto que tiene que ver con las preguntas del inicio? TIENE TODO QUE VER. 😮Resulta que, cuando reconocemos nuestro propio valor como personas por el simple hecho de quienes somos y no por aprobación externa o porque es lo que nos dicen que debemos ser, avanzamos un montón en acercarnos a reconocernos como prioridad. Pero así suena muy fácil y lindo ¿Cierto? ojalá siempre fuera así de sencillo.

Nuestra Autoestima, se forma a lo largo de nuestra vida y existen múltiples factores que inciden en ella, como por ejemplo:

  • Nuestra familia = aspectos como la crianza, el entorno familiar en el que estamos inmersos y las creencias de nuestra familia frente a lo que es bueno y es malo.

  • Nuestras relaciones interpersonales = las personas con las que nos cruzamos en el día a día y por supuesto las experiencias positivas o negativas que tenemos con cada uno de ellos.

  • Creencias y cultura = la propias creencias que vamos adquiriendo a lo largo de nuestra vida, y por supuesto la cultura en la que estamos inmersos que nos "sesgan" a como debemos comportarnos y lo que es positivo o negativo en una persona.

Y muchisimos más que influyen directamente en lo que nosotros pensamos, creemos y los juicios de valor que otorgamos a caracteristicas o cualidades a lo largo de la vida. Y entonces es ahí donde comenzamos a darnos un valor a nosotros mismos según las personas que somos, y eso puede variar según esos factores que mencionamos anteriormente.


🤔Por ejemplo, si yo soy una persona extrovertida, pero crecí en una casa en la que siempre me decían que eso era llamar la atención e iba a parecer una "necesitada" .. y lastimosamente después entro a una relación en la cual me expongo a muchos celos y mi pareja me dice constantemente que yo no debería ser así "por que por eso la gente me coquetea o me busca" ... automáticamente podré asociar que el ser extrovertida es algo negativo (porque algunos contextos importantes para mí me lo han castigado) y por ende me juzgare como mala mujer o persona si me comporto de esa manera.


💕Pero ahora, veamos el contrario, que tal sí, soy esa misma persona extrovertida, pero crezco en una familia que me alaban por ser así, mis amigos y parejas dicen que es lo que más adoran y admiran de mi, seguramente yo me sentiré alagada y afortunada de tener esa caracteristica. Así es como pueden incidir esos contextos en nuestras propias creencias, y por ende en nuestra autoestima.


Sí te sientes identificad@ con estos ejemplos, seguramente querrás saber como puedes salir de esta y cambiar esos patrones. Empezaremos por 3 sencillos pasos.

  1. Ten un momento de conexión contigo mism@ para entender tus necesidades y tus propias creencias sobre lo que esta bien y lo que no (busca conectar con tus verdaderas creencias, si son tuyas sabrás justificar porque lo crees así, y no solamente, "porque eso decían mis papás" - "porque eso dicen en mi grupo de amigos" sino porque verdaderamente es algo que tu crees)

  2. Busca reconocer esas cosas que te hacen valios@ y unic@ tus cualidades y fortalezas, y por supuesto, porque no tus áreas de mejora (todos las tenemos y eso no nos hace menos valiosos)

  3. Comienza a evitar al máximo los juicios, trata de tratarte con todo el amor que quisieras que los demás te trataran (si al inicio no es fácil, no te presiones, pero intenta iniciar por evitar tratarte de forma negativa, ese será un buen comienzo)

Y por supuesto, existen muchisimas cosas más que también son relevantes al momento de hablar de Autoestima, pero por ahora comenzaremos por aquí.

Si deseas conocer más recuerda suscribirte a nuestro canal de youtube para mucha más información y contenido de Salud Mental.







7 visualizaciones0 comentarios

Cuando hablamos de Autocuidado o de cuidado personal a veces nos quedamos cortos viéndolo únicamente como las cosas que pueden favorecer a nuestro cuerpo, restandole importancia y muchas veces dejando un poco de lado ese beneficio ENORME que tienen actividades sencillas.

¿Sabías que esta científicamente comprobado que cuando cuidamos de nosotros mismos NOS VOLVEMOS UNAS PERSONAS MÁS EMPÁTICAS Y POR ENDE TENEMOS MEJORES RELACIONES?

  • Cuando sabemos cuidar de nosotros mismos y validar nuestras necesidades físicas, emocionales, mentales y sociales aprendemos a entender que los demás también tienen algunas necesidades que necesitan cumplir y que son 100% diferentes a nosotros. Esto hará que nos comportemos de manera mucho más comprensiva y empática con sus propias necesidades y por ende tengamos relaciones más leales y auténticas.

Aunque esto ya es un beneficio enorme hoy en día, también el cuidado personal nos permite mejorar nuestras estrategias de TOLERANCIA A LA FRUSTRACIÓN Y MANEJO DEL ESTRÉS.

  • El realizar actividades que favorecen que nuestro cuerpo y mente esten más tranquilos nos ayuda A pensar con mayor claridad, y por ende sabremos responder de una forma más asertiva y funcional frente a situaciones altamente estresantes.

Las actividades de Autocuidado siempre favoreceran cada una de las áreas de nuestra vida, al beneficiar como nos relacionamos con nosotros mismos y con los demás, permitiendonos que aprendamos a poner limites, tener relaciones mucho más sanas, relacionarnos mejor en nuestro trabajo y entornos sociales y por supuesto aumentar nuestra autoestima.


Así que, te comparto 4 pasos para poder comenzar a trabajar en tu autocuidado.


1. Selecciona una actividad que te haga sentir bien a nivel mental, una a nivel emocional, una a nivel físico y una a nivel general.

  • Por ejemplo: Físico (hacer ejercicio), Mental (meditar), Emocional (tomar aire libre), A nivel general (salir a caminar)

2. Ya al haber realizado esto, vas a escribir que disponibilidad de tiempo tienes semanal y diaria para una nueva actividad (recuerda ser muy realista en esta parte.

  • Por ejemplo: Diaria (30 min), Semanal (3 horas)

3. Al ya tener estas actividades uniendo la información que recolectaste vas a seleccionar una o MÁXIMO 2 actividades que quieras comenzar a implementar y su intensidad de tiempo.

  • Por ejemplo: Caminar (15 min al día) y Hacer ejercicio (30 min 3 veces a la semana)

4. Al ya tener estas actividades seleccionadas, llega el punto más importante DALES UN ESPACIO EN TU AGENDA, ORGANIZALO Y DEJA ESE ESPACIO PLANIFICADO PARA HACER ESAS ACTIVIDADES.

Esto te permitirá que sea mucho más facil cumplirlas y que puedas hacer seguimiento de estas actividades.


Si quieres aprender más sobre Autocuidado o Salud Mental te invito a visitar nuestro canal de Youtube @normalicemoslaterapia donde encontrarás variedad de información y herramientas para cuidar de nuestra Salud Mental.




4 visualizaciones0 comentarios

El autocuidado es uno de los principales componentes del Autoestima, que hace referencia a todas esas actividades que tomamos a forma preventiva o de cambio para cuidar nuestra salud mental, física y emocional.


Aún así, es muy importante saber que:

  1. Las cosas que nos generan bienestar a nivel emocional, física o mental son completamente diferentes los unos a los otros. Por lo cúal, para poder comenzar a fortalecer nuestro autocuidado, el primer paso es Entender nuestras necesidades, límites y las cosas que verdaderamente nos hacen bien.

  2. El autocuidado es Completamente entrenable, lo que quiere decir que así como hemos aprendido o tomado conductas que tal vez no son tan provechosas para nosotros, también podemos entrenarnos e implementar nuevos hábitos que sean beneficiosos y nos hagan sentír cómodos y felices.

Cuando hablamos de Bienestar emocional, hace referencia a todas esas cosas que nos ayudan a reconocer, trabajar y regular nuestras emociones, que nos generan bienestar y nos hacen sentir cómodos.

  • Para algunas personas, esas actividades pueden ser: meditar, hacer ejercicio, cantar, hablar con alguien, tener un espacio propio de pensar, escribir, hacer actividades de relajación y muchas más.

Por otro lado, cuando nos referimos a actividades que favorecen nuestro Bienestar físico, en esta área podemos encontrár principalmente actividades que fomenten nuestra salud física, comodidad, movimiento y relajación a nivel físico.

  • Para este tipo de actividades podemos hablar de ejercicio, comer saludable, tomar buen líquido, hacer estiramientos, hacer actividades de respiración, ir a controles médicos constantemente, hacer terapias, y muchas otras actividades

Por último, frente a las actividades que promueven nuestro Bienestar mental, encontrámos todas esas actividades que reducen el estrés, que nos permiten sentirnos más tranquilos, que nos permiten pensar con claridad, que ayudan a que respondamos a situaciones novedosas o dificiles de una forma más asertiva y funcional, a pensar con claridad, y muchas más beneficios que ocurren cuando nuestra mente esta tranquila y puede hacer una pausa para analizar su alrededor.

  • Dentro de estas actividades podemos encontrar o querer implementar actividades como lo son la meditación, el ejercicio físico, los espacios de gratitud, asistir a terapia, hablar con amigos, tener actividades de esparcimiento, pausas activas, escuchar música y muchas más actividades que nos hagan sentir que la mente tiene un espacio de descanso.

Ahora bien, ya teniendo una idea de las actividades que pueden ayudar a que fortalezcas tu autocuidado en cada una de las áreas te invito a que busques centrar tu atención en esas necesidades que tienes, que es lo más constante que ocurre que sientes que te causa malestar y como podrías comenzar a cambiarlo.

Trata de implementar un plan de acción midiendote por 3 actividades que puedes realizar almenos una vez a la semana cada una, y eso te permitirá poco a poco comenzar a darle una mayor relevancia al espacio para tí mism@.


RECUERDA QUE EL AMOR MÁS GRANDE, SIEMPRE SERÁ EL QUE INICIA POR NOSOTROS MISMOS. ES NUESTRA COMPLETA RESPONSABILIDAD APRENDER A ESCUCHAR NUESTRO CUERPO Y MENTE Y TRATARLOS COMO SE LO MERECEN ¡CON LO MEJOR! 😍😊


Si quieres aprender más sobre Autocuidado o Salud Mental te invito a visitar nuestro canal de Youtube @normalicemoslaterapia donde encontrarás variedad de información y herramientas para cuidar de nuestra Salud Mental.




3 visualizaciones0 comentarios
1
2
bottom of page